OBTÉN EL 10% DE DESCUENTO AL UTILIZAR EL CÓDIGO: VIVELZENSE Y Envío gratis en compras mayores a $599.00MXN

Blog

Categorías del Blog

L´ZENSE

L´ZENSE es una empresa 100% mexicana.

Aceites Esenciales 100% puros y naturales.

Vive la experiencia L´ZENSE.

#CALIDADLZENSE

¿Qué son los aceites esenciales y cómo se utilizan?

El alma de la aromaterapia son los aceites esenciales que plagan de emociones y recuerdos a aquellos que se aventuran a respirar los senderos de sus aromas. La esencia máxima de la naturaleza que llega hasta nosotros en forma del concentrado más puro y exquisito, cuidadosamente extraído a través del proceso denominado «destilación por arrastre de vapor» destinado a obtener una sustancia altamente volátil que contiene el alma de plantas o árboles que les dan la existencia.

Erróneamente, se suele pensar que los términos «aceites esenciales» y «esencias» son sinónimos. Este no es el caso. Su diferencia radica en su nivel de pureza y propiedades, siendo el aceite natural puro, al contrario de la esencia, cuya base puede ser sintética y compartir su cuerpo con otros compuestos, con la intención de fungir más como un perfume o aroma que como una alternativa terapéutica (Sánchez, 2012).

Alrededor de cien plantas son las que se necesitan para extraer un frasco de aceite esencial, debido a que estas cuentan con cantidades diminutas en sus tejidos (Sánchez, 2012). La destilación por arrastsre de vapor es el método más utilizado y popular para la extracción de los aceites esenciales, pero no es el único. Otro método muy popular es el denominado «prensado en frío» y es recomendado para la obtención de los aceites esenciales cítricos como el de naranja o limón.

Cada utilizado es, por mucho, muy complejo, pero resumiéndolos, las características de cada uno abarcan los siguientes puntos:

Destilación por arrastre de vapor:

    Es definido como uno de los métodos más utilizados a la hora de obtener los aceites esenciales. En el proceso: «Se genera vapor normalmente en un hervidor y luego se inyecta al destilador por donde pasa a través del material botánico. El principio básico de la destilación de dos líquidos heterogéneos, como el agua y un aceite esencial, es que cada uno ejerce su propia presión de vapor como si el otro componente estuviera ausente». (Cerutti & Neumayer, 2004, p. 151).

     

    Prensado en frío:

    Por su lado, los aceites obtenidos por este método: «tienen características odoríferas superiores a los obtenidos por cualquier método de destilación. Esto es debido a la ausencia de calor durante el procesado y a la presencia de componentes que no serían volátiles en el vapor». (Cerutti & Neumayer, 2004, p. 152). Este método es el utilizado en cítricos y en él: «se extraen del pericarpio de la piel del cítrico, raspando o rompiendo los sacos de aceite cercanos a la superficie de la fruta. Este proceso involucra la abrasión de la piel.» (Cerutti & Neumayer, 2004, p. 152).

    ¿Cómo utilizar los aceites esenciales?

    Recordemos que el surgimiento de la aromaterapia viene de técnicas antiguas de herbolaria y uso de aromas e inciensos para el tratamiento de diversos padecimientos. La creación de ciertos antibióticos es relativamente joven si se compara con los ancestros de la aromaterapia: técnicas antiguas usadas por nuestros antepasados para extraer las propiedades de plantas y árboles y usarlas para el tratamiento de enfermedades.

    La forma de empleo se basa prácticamente en qué es lo que se quiere lograr, y cómo la persona adapta el uso de aceites esenciales a su estilo de vida.

    El cuerpo de los aceites esenciales es volátil y rico en aromas. Esta misma volatibilidad es la que favorece el uso de ciertos aceites esenciales para «perfumar» estancias, tratamientos de enfermedades respiratorias (árbol del té), mejora del sueño y apoyo en la salud mental (menta o limón) o a través de sus efectos positivos que fomentan la tranquilidad y estabilidad de los espacios donde se colocan (eucalipto o tomillo). Basta únicamente abrir el frasquito en el que se encuentra para percibir su aroma, pero el uso de difusores potencializa sus efectos y permite que el aceite esencial impregne una estancia, o pueda mezclarse con otros aceites esenciales con lo que comparta compatibilidad.

    De forma tópica el uso de aceites esenciales es un apoyo perfecto para el tratamiento de tensiones musculares (romero o lavanda) a través de masajes que se apoyen en aceites esenciales con propiedades que favorezcan su uso en este ámbito. (Sánchez, 2012). También pueden agregarse unas gotas de aceite esencial a un baño tibio y esto permite también el percibir su efecto relajante a través de los sentidos y la evocación de emociones percibidas a través del olfato. (Sánchez, 2012)

    Los aceites esenciales representan un bálsamo para distintas terapias. Su uso es relativamente sencillo, capaz de acoplarse a la vida más ajetreada, al justo más quisquilloso o a las circunstancias más indómitas. Basta que cada persona encuentre el ideal para su día a día y disfrute sus aromas y efectos como más le guste. 

      

    Artículo por Andrea Lozano.

    Lista de referencias

    Cerutti, M., & Neumayer, F. (2004). Introducción a la obtención de aceite esencial de limón. Invenio, 149-155.

    Sánchez Llambí, M. (2012). Orígenes de los aceites esenciales y fórmulas para el hogar. marthasanchezllambi.com. http://marthasanchezllambi.com/textos/fundamentos_de_la_aromaterapia.pdf

    Compartir:

    Etiquetas:

    Post antiguos
    Nuevos Posts

    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados